8.12.09

Bajo la sombra del flamboyán


En cuclillas bajo el flamboyán para no ensuciarse la falda, Corazón revolvía con un palo el guiso suculento. Le has puesto pocas. Es que hoy también traje a la rubia. Y Vida echaba otro puñado de piedrecitas más al cacharrito de aluminio, mientras Alma de puntillas arrancaba una ramita del árbol; deshilachaba con un tirón corredizo las hojitas sobre el puchero y prendía un pétalo rojo en la oreja de cada una. Pizpireta llegaba entonces brincando con la soga nueva girándola sobre su cabeza cual cowgirl prendiendo nubes. El guiso quedaba en el fuego y las nancys se miraban alividas por no tener que comer lentejas otra vez. Tocaba saltar a la comba.







11 comentarios:

  1. Varias mujeres en torno a un guisote, echando al caldo ingredientes extraños y moviéndolo con un palo... Una imagen muy sugerente ;-)

    ResponderEliminar
  2. Jugar a las casitas le decíamos de niñas. Ahora es reunión de brujitas, cierto jajajjaj. Y lo seguimos pasando igual de bien ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Veo la foto... y encuentro a faltar algo, no sé....
    Llevo rato.
    Ah!!!
    Ya!!!
    Dónde están las escobas voladoras?

    Jajajjajajajaaa

    ResponderEliminar
  4. Son plegables ahora. Te pensabas que eso que llevamos las mujeres en el bolso son paraguas? ajajjajjjaj
    Besote

    ResponderEliminar
  5. La de cosas que me estoy enterando, así que era eso lo que llevaban en los bolsos¡¡¡¡ O_O

    pero por qué será que estas brujitas dan buen rollo y no son como las de los cuentos??será truco?

    Un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. "hacer comiditas", en la cocinita de lata. que tiempos aquellos ¡¡¡...tan lejanos para mi. abrazos navideños Lopillas ¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Que inviten, que me encantan los akelarres.

    ResponderEliminar
  8. ¿Me invitas? Yo no sé saltar a la comba pero me gustaría aprender. El menú suena de lo más suculento, las lentejas ya las dejamos para cuando no quede más remedio. Dile a Alma que ponga algunas hojitas más de flamboyán, me gusta el fuego, al menos estar cerca de él, porque tocarlo da un poco de miedo, pero es un ingrediente fundamental en la vida. Yo sé preparar la lombarda, no tiene la magia de tu plato ni es evocadora de nada, a no ser de la Navidad, pero está rica. Así que yo pongo la lombarda y tú tu guiso, ya sólo queda buscar la sombra de ese árbol tan especial y difícil de encontrar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Mira, que nunca me gustó jugar a las cocinitas, pero la de tus brujitas apetece bastante.Buena reunión haríamos entre todos y si Ricardo prepara lombarda ,yo hago el postre ¿ arroz con leche?
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Organicémonos. El aquelarre de females es como lo del baño: sólo se admiten mujeres, se siente!!!!
    Los hombres teneis el uka uka gooool jajjaj

    Para la fiestuki multisex: quién lleva el vinillo? :)

    Besotes a toos

    ResponderEliminar
  11. Ah esa creatividad tuya, ese mundo tan bello que recreas...

    Un beso querida amiga mia.

    ResponderEliminar

sumas