18.8.17

Resiliencia

Me dice mi hija, impactada con sus pocas primaveras, que cuándo acabarán con el terrorismo. Le digo, con mis inviernos y mi dolor a cuestas, que siempre habrá odio disfrazado de cualquier forma en el mundo, que lo importante es mantener tu corazón del lado de la paz. 
Barcelona, Cambrils, bonitas, cúrense pronto. 

5.8.17

Tiempo de descanso

Sin horarias ni normas rígidas. De cholas y moño alzado. De no entrar en el cocino ni lavar la puñetera loza. De brisas y salitre, de senderas y pinocha. De mojitos y cervezo. Tiempo de vivir, tal vez volor.


30.7.17

Match

- Pues mira, tú no puedes ponerte asillas y minifalda con este calufón y yo paso frío y me muelo los pies la noche de fin de año. Empate.
- Y afeitarme cada día. Tremendo peñazo.
- Ah no, en depilación ganamos por goleada. Nos duele, ¿entiendes? Nos du-e-le.
- Sí, pero te depilas, haces una caidita de pestañas y ligas fijo. Nosotros tenemos que hacernos resistentes a la frustración y volver a casa más calientes que un macho.
- Y nosotras tenemos que hacernos resistentes a los moscones. Pesaos.
- ¿Sabes que el porcentaje de suicidios en hombres es más alto que en mujeres? Ahí lo dejo.
- Pues llora coñe. Y sal con los amigos para hablar de tus cosas en vez de fútbol y política, que te enteraste del divorcio de Quique a los dos meses.
- Ahora sacarás la baza del parto, claro.
- Yesitis. Strike! Si es que tenemos el cielo ganado...



24.7.17

Sonata triste

Yo también te amo. Que sueñes conmigo mi sol

17.7.17

Primicia





La última imagen enviada por la sonda Juno nos muestra el cauce de antiguos ríos, lo que podría significar la existencia de vida en el planeta Manitas.


12.7.17

Tengo una nube asomada a mi ventana

Encontré mi tornillo en el asfalto camino de casa pero ya no lo quiero, así que allí lo dejé. A cuatro pasos encontré la pinza que se me fue pero ya no la quiero, así que, prometiéndome no mirar más al suelo allí la dejé.

Encontré la nube con tu sonrisa que perdí esta mañana camino del trabajo.



8.7.17

Mi hibisco y yo

Un día que ha de llegar cuando menos me lo espere, oh sí, se abrirá del todo el cielo. Atrás sombras susurros apegos y embustes
Libres por fin mi hibisco y yo
no me busques.


1.7.17

Polvo de estrellas

Cuéntame bajito otra vez la teoría del Big Bang mientras señalas a las estrellas dentro de mí


24.6.17

Repetid conmigo

Despojaos de toda ropa y con el culillo saltarín al aire repetid:
Oh púrpura oh tinieblas oh negra oscuridad, llevaos mis estigmas y transmutarlos en dicha y pasión.
Oh púrpura oh tinieblas oh negra oscuridad, llevaos mis estigmas y transmutarlos en dicha y pasión.
Oh púrpura oh tinieblas oh negra oscuridad, llevaos mis estigmas y transmutarlos en dicha y pasión.


No prometo resultados, pero ¿y el fresquito?

18.6.17


linrísimo amapolo, no seas tan ingrrrrrrato 
y á ma meeee

15.6.17

Amén

No le pido a la vida más ni mejor. Le pido a la vida chispa suficiente para seguir buscando más y mejor. Le pido combustible para iniciar cada día con fuerzas y llegar a la cama agotada. Le pido energía para reir y energía para llorar. Le pido apenas me insufle un poco de luz para seguir recorriendo mi senda.
Del resto ya me encargo yo.


3.6.17

Buenos días

Al tercer sorbo se activa la primera neurona 
que despierta a la segunda
donde habitas tú


28.5.17

Narcolepsia a voluntad

Tenía un botón activador que nunca le daba tiempo a usar. La primera vez que lo utilizó fue por casualidad en medio de una vídeoconferencia soporífera. Se le habían acabado las pilas y jugueteaba con él. Clic clic clic clic pulsaba aburrido. Al octavo clic apareció zambullido en una playa de agua fresca y serena. Buceó, surfeó las olas y se dejó acariciar por los rayos del sol al secarse. Qué gozada se dijo mientras sus ojos reenfocaban al tertuliano de la pantalla. Los compañeros le dijeron que se había quedado dormido pero en el ángulo que estaba sentado pasaba desapercibido así que no quisieron despertarlo. Sí, tranquilos, para eso me dieron el aparato los de Cruz Roja.

20.5.17

Querido diario:


Oigo un saxo que sale de alguna ventana mientras te escribo estas palabras, lo cual crea el ambiente perfecto para escribirte.
¿Sabes? Me han pasado muchísimas cosas desde la última vez que rompí tus hojas aunque muchos sujetos siguen siendo los mismos y algunas cosas no han cambiado, como escribir en clave para que mi madre no entendiera lo que te cuento. El amor sigue siendo mi verbo preferido, pero ahora además de indicativo -lo amo tanto- también lo conjugo en subjuntivo -puede que lo ame-. Es el combustible para volar.
He aprendido tres cosas: Que la locura no es divertida si se sufre, que las risas y las carcajadas valen más que el oro y que la zona de confort hay que mimarla, abrazarla y cuidarla.
Ya no como caramelos y cuidar la dieta es una constante en mi vida. Sé que en cualquier momento no muy lejano podré liberarme de esa carga y decir a los cuatro vientos ¡Que os den a todos, soy una vieja gorda y qué!. Me han empezado a salir las canas y aún no he decidido si pintarme el pelo o sumarme al movimiento grunge. Qué pereza más grande me da. Como ves sigo odiando los convencionalismos sociales.
También sigo fumando. Me debato entre dejarlo y morir de alzheimer o seguir y morir de un cáncer de pulmón. No lo tengo decidido.

En resumen puedo decirte que tengo una buena vida. Soy afortunada, sí. Sólo quería que lo supieras después de tanto tiempo sin saber de mí.

12.5.17

El pan mío de cada día


Esta es la imagen que veo cada una de mis mañanas de trabajo cuando voy a tomarme el cortado. ¿Cosa horrorosa, no?
Pues no

(me fascinan los relieves y las nubes)

Y no te olvides de levantar los ojitosniños en la ciudad de vez en cuando, te sorprenderá :)

6.5.17

you are

como el cava al hacer plop
como un rayo de sun en mi corazón oh oh oh
como una palmera de artificiales fire
como un dopamina chuteison
como la Japan Sakura
como a yelow submerine yelow submerine




8.4.17

Amarúa Natura

Dulce Amarúa Natura, 
no es más bello el paisaje que observas embelesada
 que el que te baña


1.4.17

Escapadas de primavera por fin!

¡Qué ganas tenía de buen tiempo!
Aquí en mi isla, cuando el frío por fin nos deja (vaale, friito pero brrrrr) cogemos los bartulos y nos vamos para el sur. Mi isla es chiquita, pero cabe el norte, el sur, el este y el oeste. Y en el centro su volcán Teide esplendoroso que se ve desde cualquier punto cardinal. El norte, verde como el pino verde, está repleto de guachinches con su buen vino de la tierra y nuestros platos típicos. El este es la zona poblada, donde vivimos casi todos arremolinados y bien aplatanados y el oeste es la zona perdida de Dios adonde vamos de escapada cuando tenemos ganas de mandarnos a mudar. ¡A veces hasta damos la vuelta a la isla en un día y santo remedio! 
El sur es un caleidoscopio de culturas revuelto con playas y buen rollito. Cogemos la maleta, metemos el bikini, nos mezclamos con los forasteros y nos damos a la buena vida en un todo incluido whatawonderfulworld avivirquesontwodays.
Aah, sí, mi isla es un paraiso.




25.3.17

Amanece


Me gusta correr los cerrojos con sigilo y asomarme a hurtadillas por la ventana mientras todos duermen. Sacar la mano y palpar la densa atmósfera antes de que los soles en el cenit me la achicharren. Sólo se oye el poderoso zumbido del amanecer, ni un solo ruido más. Mientras aspiro el intenso olor a ozono, mi pelo empieza a oler a chamusquina. Es hora de ir a dormir. Buenos días.

18.3.17

Alguien ha perdido su duende

Encontrado en la zona sur del sentido, sin chip. 
Sonríe pero parece triste y desorientado.
Preguntar por la musa decapitada, donde los flamboyanes en flor.


25.2.17

Poliamor en mi patio

-Ay mi cucuruchita de pitiminí, si fuera roso me casaría contigo- declama el cactus cada mañana a las rocío en punto.
-Sacúdete los apolillados estereotipos, carapincho- le dice la flor de pascua -mira el poto, la cintilla y yo qué felices que somos.

Y la rosa se pone colorada colorada.


19.2.17

El eco adagio que no fue

Podía haber sido pluscuamperfecto. Tus tontunas, mis risas, quizás un helado de cereza para retar al frío. Hubiera quedado el eco adagio de nuestros pasos flotando testigos en la algarabía de la gran ciudad.
Quedó el circo y el manojo de trigo. Tan efímeros como nuestra eterna querida amistad. 




18.2.17

Vox populi

"Que se pudran en la cárcel con sus trillones"





11.2.17

Ocho años de bloguera

Una forma de medir el tiempo es este invento de contar los días, las horas, los años. Tantos años.
Otra forma de medirlo son las experiencias, las emociones, los recuerdos. Tantos corazones.
Woow qué remolino de sensaciones.
A muchos los tengo en mis otras casas vjrtuales: en Facebook, en Twitter, en Instagram. Ahí también seguimos compartiendo vivencias y diciéndonos ¡hola amig@! cada vez que nos damos un fav, un me gusta, un comentario. Otros tomaron otra senda en esta vida virtual y no he vuelto a saber más de ellos, pero los recuerdo igual. Para todos, los que están hoy aquí todavía, los que ya se fueron, y a los que tengo hasta en la sopa, mi más cariñoso abrazo.
Os llevo en mi corassonssito.

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016

28.1.17

Fecundatario

El equisygriegazetario es el abecedario de nuestro idioma. Tu nuca al revés el principio de mi pubis. La fecundación de la luna el origen de mis mil noches de sueños y estrellas. Y la noche que queda libre, tú.


14.1.17

No sé bien qué quiero

No sé bien qué. Quiero.

No sé bien. Qué quiero.

No sé. Bien que quiero.


No. Sé bien que quiero.


5.1.17

la reina

Ayer, víspera de Reyes, la vi.
Había un trajín de gente para arriba y para abajo en la calle peatonal más comercial de mi Santa Cruz. Yo iba esquivando el bullicio en movimiento con la calma de quien lo tiene todo hecho; contenta, respirando el ambiente festivo, la música, las risas. Hasta los empujones. Uno de esos momentos en que la cabeza hace zoom y eres más espectadora que actriz.
Entró de repente en mi campo visual al abrirse un hueco entre el gentío, palestina al cuello, chaqueta de cuero, vaqueros, joven, guapa, dispuesta .
Y el bastón.
Veloz, oscilando de un lado a otro sobre el pavimento.
Fundido a negro.
Tres segundos de angustia reales se apoderaron de mí al empatizar con ella.
Me eché a un lado para dejarla pasar sin interrumpirla. Ella continuó tan valiente
Y yo, me sentí tan cobarde.