27.6.21

lopillos

¿Tendría que renunciar a ser dulce, frágil a simple vista, a expresar mis sentimientos, mis emociones cara a cara, de tú a tú; a llorar delante de otros, no a escondidas?

¿Tendría que impostar ser fuerte, duro, expedito, eficaz, autosuficiente, como la sociedad manda?

Tendría que renunciar a ponerme vestiditos frescos en verano, así que lalao

Pero no esta nada mal lopillos, eh. Yo me daba.



lopillas si fuera lopillos

18.4.21

En los exámenes de matemáticas me pasaba igual


Llevo una semana a piñón en mis ratos libres escribiendo un relato para un concurso cuyo plazo finaliza esta semana que viene

Hoy lo he acabado, satisfecha

Miro de nuevo con calma las bases

Son 30.000 palabras, no 3.000

Jajajajajjajaajjaja

Ja




Seguiré buscando amapolas



14.3.21

Realidad(es)

Estaba imaginando que si el viento fuera de colores pastel, rosas, malvas, amarillo pollo, dibujaría remolinos preciosos a través de la ranura de la ventana por donde se cuela y formaría filigranas delicadas bellísimas de todos los colores entre las hojas de aquel laurel de indias que se columpia; qué bonito ché.
Estaba fantaseando con que si el agua caliente en la ducha, mojara más adentro de la piel, masajeando los sesos, calando el hígado, acariciando cada célula, sería una verdadera gozada.
Pues llega la realidad y me dice que en el agua caliente hay todo un ecosistema de bacterias, nematodos y hongos asquerosos y que los vientos que llegan del Sahara traen partículas de cesio 137 radiactivo.
Y encima, tú vas y te desdibujas.
Shit
No la dejan a una delirar bien.





28.2.21

Magua

 



Quedó

la suerte que te hará falta

pájara

quedó

revoloteando cual tábano


Quedó magua


Quedó

la risa y el cariño

tirado por el ventano




14.2.21

Con mis tus ojos

Vi una fotografía de un atardecer con una nube y una ola y una vela y una gaviota y un naranja y mil azules.

Vi otra foto cenital de un paseo lleno de cabezas y vida desordenada lindando con azoteas en perfecto orden.

Y eran más bonitas aún porque quizás es que allí estabas tú, porque quizás siempre quizás, también tus ojos lo vieron.







7.2.21

Demasiado blandita

Me encantan las canciones en las que no entiendo la letra porque las chapurreo mientras estoy felizmente ajena a mis cosas. Wachuserimani uhuhuh.

Sin embargo, las canciones que entiendo y son tristes es que no puedo. Yo creía que con la edad una iba haciendo callo, pero no. Tampoco descarto que tenga que ver con estos tiempos aciagos que vivimos, que todo suma. Lo cierto es que antes podía desgañitarme cantando boleros, por ejemplo. Poniendo voces, haciendo los coros, bailando. No había sufrimiento en las penas de las letras, sólo pura pasión.

Ahora ya no. Porque de repente un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueada en la mitad del patio -que diría Cortázar- cuando suena de fondo, a traición “...nos hemos hecho tanto tanto daño...”

Qué honda pena



Mejor las escucho así




O así, que se te quita la tontería de golpe




31.1.21

Bonito espectáculo

El otro día fui a un espectáculo de luz en la naturaleza fantástico.

Eramos unos buenos cuantos, normal, teniendo en cuenta que son muy pocas las actividades que se ofertan ahora mismo y que estamos todos algo necesitados de estímulos.

Al llegar y ver desde lejos el mogollón entré en modo estrés. Casi un año de semi anacoreta pasa factura. Luego, a medida que te acercabas, veías que la cosa estaba intentando ser controlada. Distancia, ya sabes.

Nos dijeron: “Vayan poniéndose en fila guardando la distancia” Y allí que me puse. A la par que los de atrás. Y éstos me dicen: “No guardas la distancia de seguridad”. “O ustedes” les contesté. A éstas -con mi yo cabezona dispuesta a defender mi espacio-, que el grupito con el que yo iba salió del hueco que ocupábamos y se dirigió hasta el último espacio libre de la fila, que estaba a tomar por culo a estas alturas. Traidores.

Total, que me salí de la fila para seguir a mis judas y lo que ocurrió a continuación ya lo han visto ustedes en la película “Aterriza como puedas”. A medida que avanzaba hacia el fondo, cada uno de la fila hizo terapia antiestrés conmigo de sparring: “idiota” “imbécil” “estúpida”. Ole ole.

Panda de subnormales”, colaboré yo.

Ya les digo, todo muy bonito.














16.1.21

Nuevo ciclo

A ratos estoy escribiendo una ¿novela?, qué presunción. Vamos a dejarlo en que estoy escribiendo algo largo. Es sobre una idea que ronda mi cabeza desde hace años y la estoy plasmando en letras. No tiene una finalidad concreta, ni ambición ninguna, es puro hobby. Ni siquiera sé si la acabaré, tampoco me importa, no son pocos los proyectos que pienso o que empiezo y luego se quedan ahí mirándome atravesados.

Creo que todos llevamos una -por lo menos- dentro y es divertido sacarla. A mí me encantaría leer la que tienen muchos de ustedes en sus cabezas tan interesantes (algunas, de hecho, ya he tenido el placer de leerlas y qué bien)

Así que entre los mundos que leo y los mundos que escribo mis horas andan aladas. Eso sí, lo poco que he escrito ya lo he rehecho varias veces. Dicen que hay escritores mapa y escritores brújula; yo inauguro una nueva categoría: escritora pandereta. Espérenme sentados.

Vivir, escribir, tal vez soñar




Un abrazo gordo