18.6.14

Fórmula magistral contra el miedo a la vejez














Tomar una cuartilla de papel de arroz salvaje
Escribir con regaliz “hoy es lo que importa”
Meter en la batidora
Escanciar un vaso de leche de burra
Espolvorear con canela fina
Triturar
Beber a pequeños sorbos bajo la sombra de un flamboyán florecido

 Nota: el cambio de ingredientes puede ocasionar efectos no deseados. A llorar al valle.

12 comentarios:

  1. Sin duda alguna una fórmula magistral, amiga bella...

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Eso es humo niña.
    Es el aquí y ahora, es el futuro no ha llegado aún, es mil formas diferentes de decirlo.
    Vale.
    El hoy es lo que importa, no?
    Pues el hoy de hoy es una mierda todo el día.
    Y el de ayer también lo fue.
    Y el de antes de ayer.

    Y ahora qué?

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Torito, que el futuro no te pille pensando que no disfrutaste el pasado. Eso es.

    Besitos, blogueros!

    ResponderEliminar
  4. lo de la canela, azúcar y canela, pimiento y clavo
    cómo quieres que tenga la cara blanca..."" era de ayer para hoy"
    hoy lo tomo de a poco en poco, por si sirve, que creo servirá...

    abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¿Y todo eso se podrá mojar en una torrija?

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ya que dices que no vale cambiar los ingredientes, yo pienso envejecer sin haber tomado leche de burra.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Habrá que probarlo. Pinta bien, ... pero, ¿la leche tiene que ser de burra?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Una fórmula bastante bohemia, si me permites decírtelo
    :D

    ResponderEliminar
  9. Qué rico¡¡¡
    Un abrazo¡

    Me he encantado esta exquisita receta. Un beso. ¡

    ResponderEliminar

sumas