28.7.14

Paralelas


Bajo los majestuosos candelabros circulaban los vecinos de la torre de Babel. Una mezcla de todos los idiomas paseaban sus platos para picar de aquí y de allá en un variado bufet. Qué apetecible el pescado. You are the most beautiful.

Bajo los majestuosos candelabros danzaban los vestidos de seda cortados al bies. Eduardo enderezaba su lazo mientras no perdía de ojo a Ofelia que tachaba con delicadeza el siguiente nombre de su libreta de baile. Si tocan El Danubio azul me declaro.

Bajo los majestuosos candelabros, como cada 14 de marzo, Virginia guardaba su ticket de entrada desgarrado dentro de su bolsito de mano. Pasó los dedos por el bolsillo interior para tocar la alianza de bodas. La vida es sueño, tu preferida.

Bajo los majestuosos candelabros una voluta de vapor hacía arabescos en el aire cada vez que la cucharilla daba una vuelta en el chocolate negro. Quedar en el Mcdonalds dice. Lo borro del facebook pero ya.


Bajo los majestuosos candelabros…

4 comentarios:

  1. Me he mareado un poco con la cucharilla¡¡
    Besos.
    Simpático relato¡¡
    Feliz semana¡

    Un abrazo¡

    ResponderEliminar
  2. Las lámparas muy bonitas, pero muy jodidas para limpiar.Me gustan más las bocaterías.

    Besos.

    ResponderEliminar

sumas