25.10.14

Delicatessen

Se dejó el sabor en la almohada sin darse cuenta y fue a darse una ducha.
Todavía con el albornoz encima preparó la cafetera y se deleitó unos minutos con su aroma. Se sirvió una taza con dos de azúcar y la revolvió. Bebió. Volvió a beber. Estaba caliente pero nada más. Volvió sobre sus pasos hasta la cama. Le dio un dulce beso en los labios a Javi y se relamió. Textura seca y toque afrutado. Mi preferido.

9 comentarios:

  1. Me he perdido...era café o Wiskises...?
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Estaba caliente...
    La taza?
    Ella?
    Las dos?

    Me voy antes de que me arrees.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Mejor que el Nespreso

    Saludos de Gabriela

    ResponderEliminar
  4. Bella ilustración la tuya, amiga.
    El micro con la magia que ha de llevar cuando se degusta un buen café.

    Besos para ti,

    ResponderEliminar
  5. Me encanta ese ritual con aroma y sabor a café.
    Por fin te visito. Muy emotivo tu comentario en el blog de Toro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pero quién estaba más caliente, porque no lo veo muy claro.

    Besos.

    ResponderEliminar

sumas