9.1.16

Más allá


Qué bonita la luna llena, ¿verdad? Saber que tú y yo la miramos a kilómetros de distancia. Aysh.
Pero el feto no piensa lo mismo. El muchachito o la muchachita sienten una mezcla de angustia y excitación por traspasar la frontera de lo seguro y calentito al bullicio desconocido.
Ni el bolo alimenticio, cuya más ferviente finalidad es atravesar el iluminado esfínter. La luz al final del túnel.

La vida es lo que es, o lo que tú quieres que sea.


8 comentarios:

  1. Preciosa reflexión amiga, tan bonita como esa luna que pende en el firmamento.

    Besos y mas besos,

    ResponderEliminar
  2. Con lo bien que es está dentro, verdad?

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. A veces acontece que sentimos la necesidad imperiosa de sacar lo que llevamos dentro, verdad?...

    Tú ya lo has soltado, y aquí estamos como moscas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. El día que podamos descifrar lo que piensan....

    ResponderEliminar
  5. Y el hombre lobo, dónde está el hombre lobo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me gustaba mucho hasta que escribiste 'esfínter', maldita seas. Y ahora ya no claro, porque si eso es el esfínter colocas al espectador en una posición francamente incómoda.

    ResponderEliminar
  7. La luna inspiradora de poesía. Besos.

    ResponderEliminar

sumas