8.5.16

Don árbol


La sensación que he sentido siempre cuando escapo al monte es indescriptible, creo que nos pasa a todos. Pero ahora ni les cuento. Alucino en colores. Más. Porque me he enterado que ahí abajo en las raíces escondidas hay todo un mundo intercomunicado que -para que nuestras únicas y maravillosas mentes puedan entenderlo- lo califican de similar a nuestro sistema neurológico. 
Las raíces aportan los nutrientes y las hojas hacen la fotosíntesis, pétalos, sépalos y corolas. Progresa adecuadamente.

Qué soberbios somos ¿no?

Me dice que les echa de menos!

11 comentarios:

  1. Cualquier bosque es una maravilla . Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que los árboles y las plantas sienten.
    Preciosa foto.
    BEsos

    ResponderEliminar
  3. A mí no me has abrazado nunca así... maldita bruja!!! jajjaaaa

    ResponderEliminar
  4. Tienes mucha razón, mejor a mi que a los míos.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Un poco si que somos soberbios.

    Preciosa entrada guapa.

    Besos y mas besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso texto, y no nos vendría mal abrazar más a los árboles.
    Besotes;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué interesante analogía! ¿Será por eso que nos brindan tanta calma?

    ResponderEliminar
  8. Bonito abrazo a la vida, naturaleza somos, aunque a veces parecemos lo contrario.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pues claro que somos soberbios, y también estúpidos. Las plantas y los animalitos son mucho más de lo que a veces nos creemos.

    ResponderEliminar
  10. su exterior junto a su interior enterrado hacen un buen trabajo en comunión... para nuestro disfrute!

    besos,

    ResponderEliminar

sumas