29.6.20

Anatomía de un absurdo

La rabia, el susto, la ansiedad, la decepción se ceba con las tripas, las exprime, las asfixia hasta que falta el aire y el corazón palpita bocanadas
La tristeza inunda el pecho y empuja y empuja como queriendo reventar el corazón y escapar de este cuerpo que la aprisiona
La alegría, la alegría es acaso un suspirito asombrado entre una y otra

Pobre corazón


9 comentarios:

  1. Ese suspirito permite creer, en qué todavía todo es posible.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. y la vida -como el sol- siempre en lo alto.

    besos.

    ResponderEliminar
  3. La angustia es terrible. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Todo pasa, por muy oscuro que sea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Hola, buenas tardes, todo bien? Soy brasileño. ¿Aceptan uno siguiendo el blog del otro? Podemos ser amigos (no hay distancia para la amistad) y asociarnos con nuestros blogs. https://viagenspelobrasilerio.blogspot.com/?m=1

    ResponderEliminar
  6. Te dejo un suspirito con todo mi amor, churri.
    😍

    ResponderEliminar
  7. Después de la tormenta viene la calma, es real, créeme.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Y a veces el suspirito no alcanza..
    Que le vamos a hacer..
    Mañana será otro día diría mi yo mas sensato

    Saludos lopi.. Debo volver mas seguido..

    ResponderEliminar

sumas