17.10.09

Bofetadas

A veces le pasa que en el paseo de vuelta a casa desde el trabajo rumia desde el ombligo sus últimos problemas laborales con vueltas y vueltas de pensamientos grises que van formando un círculo negro que se cierra más y más en su maldita mala suerte hasta que se cruza con la niña que se despide llorando de su madre porque tras un almuerzo rápido vuelve a dejarla sola para irse a trabajar.

A veces vuelve a creer por un instante en la gente que conforma el equipo de trabajo que le ha tocado cuando siente el capote solidario de aquel ó aquella que aún conservan alma humana hasta que acude a la misa de duelo del padre de la colega que ocupa el último tramo del sistema y descubre un banco vacío en representación de sus compañeros.

A veces duelen. A veces ponen las cosas en su sitio.



10 comentarios:

  1. Claro.
    El banco vacío.
    Casi mejor así que llenarlo con colegas hipócritas.
    Vacío como los sentimientos de esas personas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Triste constatar que cada uno va a lo suyo, y claro que duele, muchísimo.
    Pero es cierto, hace que las cosas se pongan en su sitio, y el que está ya se queda para siempre.
    un beso

    ResponderEliminar
  3. A ostias aprendemos.
    Y a veces ni a eso.

    ResponderEliminar
  4. Vacío el banco...vacía el alma. Besillos miles.

    ResponderEliminar
  5. No tenemos perpesctiva para ver que nuestras problemas son nada comparados con los de otros, y que nuestros juramentos solidarios se convirten en papel mojado cuando se trata de algo tan sencillo pero tan fastidioso como acudir a un entierro

    ResponderEliminar
  6. Es duro tener que aprender a tortazos, pero así es...

    Besicos

    ResponderEliminar
  7. ....durilla esta entrada....
    real como la vida misma... yo diría que casi transportable en su totalidad a gran parte del día a día de muchos de nosotros...

    a veces me siento sólo en medio de un mar de gente.... lo he escrito unas cuantas veces en mi blog, porque así me sentía,.... y hoy, me he visto reflejado en tu entrada....

    un besito.

    ResponderEliminar
  8. Aunque a veces uno se tambalee por algún que otro guantazo de la vida, me sigo quedando con aquello que decía casi ayer mismo Andrés Montes: "la vida puede ser maravillosa"

    Gracias por las caricias y palmaditas en forma de comentarios. Curioso y reconfortante este mundo virtual. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. ...la vida. Al menos una suerte contar con compañeros de trabajo solidario.

    Muacks guapa!

    ResponderEliminar
  10. A veces, algunas veces...

    Pd. El ejercicio "sin comas", interesante.

    ResponderEliminar

sumas