11.10.09

ffuí ffuíuuuu

¿A qué entendemos perfectamente este silbido?
Dícese de tremenda hembra que pasa airosa provocando sonidos de admiración y aumento de…la salivación :D
O lo que es lo mismo, represento mediante una onomatopeya ¡tía güeeena!

Los aborígenes prehispánicos de la isla de La Gomera -una de las siete islas Canarias-, que tenían que contarse sus ligues y sus cuitas salvando las distancias entre los abruptos barrancos que dibujan la isla, hicieron del silbo todo un lenguaje –que no onomatopeya-, empleando las modulaciones de los silbidos en vez de las vibraciones de las cuerdas vocales para reproducir el lenguaje guanche.


Con la llegada de los castellanos, los guanches fueron adaptando sus silbos a la fonética del nuevo lenguaje. Algo así como ffía fffueenaaaa dirían entonces a la piba del risco de enfrente :)
Tal era su utilidad, que en la época franquista, tal como cuentan los silbadores gomeros actuales, se avisaban de la llegada de la guardia civil para que no los tomaran presos. Y es que los gomeros, aquí en nuestras islas tienen fama de listos “el más tonto es abogado” reza un dicho.
Hoy, incluso adaptan el silbo a cualquier idioma como exhibición turística (pincha aquí si te pica la curiosidad) Es toda una gozada oírlos. ¿Son ó no listos mis paisanos?

Como muestra del silbo gomero, ¡recién estrenadito Patrimonio de la humanidad! pongo esta presentación a modo de pequeño homenaje a mis ancestros, a mi madre, la gomera más lista y más guapa de todas y al grupo Artenara que, entre otras maravillas geniales, son los creadores del álbum Junonia minor -nombre que los romanos dieron a la isla de La Gomera- en el que hacen del silbo gomero todo un arte.


Quiero hacer especial mención a Enrique Mateu (¡Grande!) que me ha permitido sin titubeos utilizar su repertorio en mi blog. Y es que han apostando fuerte por la liberación de la cultura, tal y como nos cuentan al pinchar en la tienda de su web “Este grupo ha retirado todas las grabaciones del mercado porque prefiere que su música grabada esté accesible para todo el mundo. De esta manera ARTENARA contribuye modestamente y desde esta web con el derecho constitucional que garantiza el libre acceso a la cultura. Ahí es nada.
Por unas y otras cosas, no puedo dejar de sentir un orgullo por mi tierra, por mis gentes, que me infla el alma. Si les apetece, aquí está mi aportación, pero yo que ustedes primero escucharía
algo del repertorio de Junonia minor pinchando en este enlace: Artenara. Y si os gusta, os lo podeis bajar.




15 comentarios:

  1. me encanto el rescate cultural, muy hermoso,imagino la música de los silbidos por los riscos en épocas de amores....

    ResponderEliminar
  2. Había oído hablar del silbo, pero no lo había oído.
    Parecen pájaros mágicos.
    Un post muy emotivo.
    Y bonito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. jajaj .. eso si es novedad ........

    en mi pais seria todo un atractivo.

    un besito grande (estuve un tiempo

    ausente para variar .. y no encuen-

    tro ningún coment tuyo al regreso!).

    Como siempre, me pregunto como le

    heces para escribir tantas entradas

    (yo apenas actualizo hace unos dias! )

    ResponderEliminar
  4. ¡¡ Embelésome con Artenara!!. Y más uniéndolo al silbo, porque dos ramas de mi tronco tienen allí sus raíces. De acuerdo con el homenaje a tu nido primigenio. ¡¡¡suiffff..suifffff!!!.

    ResponderEliminar
  5. Lopillas,

    Muy interesante, la verdad me gustó mucho la historia.

    Besos,

    Juan

    ResponderEliminar
  6. Yo había oído del silbo canario, y me alegro que lo hayan incluido en el patrimonio inmaterial de la Humanidad (o algo parecido era lo que leí en los periódicos). No sabía que los gomeros tuvieron fama de espabilados, pero desde luego deben de serlo para haber conservado esa maravilla de lenguaje

    ResponderEliminar
  7. Lopillas, ¡impresionante entrada! Muy completa. Me interesó todo, desde la relajante música de Artenara, hasta la foto de la escultura “El árbol que silba”, pasando por el poema de Whitman y sobre todo por el silbo gomero, merecidamente nombrado Patrimonio de la humanidad, ¡enhorabuena! Ah, también aproveché para repasar por mi cuenta la historia de La Gomera, así que ya ves, tu entrada ha sido para mí todo un chute de conocimiento. Gracias mil. Y no me extraña que estés orgullosísima de tu tierra, es para estarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Jajaj .. si la oí, y me gustó. Aquí estuvo de moda hace algún tiempo y en algunos comerciales sobre mujeres todavia se puede oir su voz de fondo de vez en cuando ... me divertió tu analogía con eso del norte y el sur ... BESO <3

    ResponderEliminar
  9. Una entrada interesante e instructiva. Siempre me ha parecio algo de lo más original el silbo gomero. Siempre.
    En cuanto al silbido inicial que da pie a tu entrada, me ha hecho sonreir. En mi juventud, un pub de mi barrio se llamaba precisamete así, "Fuit Fuio".

    ResponderEliminar
  10. Me encanta que os haya gustado el silbo. Os imaginais a un traductor ahí en medio de una asamblea de las Naciones Unidas por ejemplo? jajjajajaj
    Besos a tod@s y gracias por sus ffoffenffaffiooos :)

    ResponderEliminar
  11. ...muy buenas....

    muchíiiiisimas gracias por esta entrada....

    Créo que era comunmente conocido por mucha gente la relación entre Gomera y los silbidos, pero no bajando a este nivel de detalle.
    Muy pedagógico y agradable leerte.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ...sólo entendí 'tremenda hembra' y estoy de acuerdo jajaja.

    Acerca del 'idioma' creado por silbidos gomeros, realmente me parece fascinante.

    Te ganaste un fuiii fuiiúuu! de mi parte nena ;)

    ResponderEliminar

sumas