3.10.15

Requintimpás



No sé cómo explicarlo, es una sensación nueva, distinta. Antes me sentía acompañada desde esta nube, como un jubilado sentado en un banco de un parque infantil. Ahora ya no hay risas, ni gritos, ni emoción. Apenas el quejido del columpio que balancea el viento.


Tranquila, es normal. Ya se han muerto todos tus seres queridos y no hay nadie que te recuerde ya. Es hora de partir.

8 comentarios:

  1. Bueno. Siempre se puede ir a un lugar mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ay...
    Joder, este duele eh...
    Uffffff

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Si es un amanecer habrá que esperar a terminar el día...

    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Es mudar la piel y eso es magia.

    Besos amiga preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Hostias este se serio. Coño menudo epitafio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. La vida es eso, un ciclo, un apagar y un despertar.
    Saludos

    ResponderEliminar

sumas