22.10.16

Ha Ha Halloween

En ocasiones hago manualidades...



Me he dejado llevar por el espíritu halloweediense que exhala siempre por estas fechas mi paisAna en su blog Bohemio Mundi y aquí que pongo mi granito de cuasiterror.

Que si no es una fiesta nuestra, que si es importada, que si aquí son las castañas, que para miedo las terceras elecciones, vale. Pero para la gente joven, cualquier excusa es buena para montar un buen fiestorro. -Salten y brinquen mis hijos, decía siempre mi abuela Nana-
Una vez me presté a decorar mi casa para esta fiesta importada, allá cuando mis niños aún vivían en el nido. Quedó simpática y yo disfruté como una enana decorando:
  • En el portal dibujamos con tiza en el suelo el contorno de un cuerpo y pusimos cinta de policía que impedía la entrada. Sabías que había llegado alguien por las risas antes de tocar el timbre.
  • Hice una muñeca de trapo tamaño natural con acabado zombi horroroso que subía arrrastrándose por la escalera a modo de recibimiento. En poco rato acabó de brazo en brazo de todos los invitados adolescentes. Ni uno iba disfrazado a propósito, pero sus pintas de góticos al natural con pinchos y sombras oscuras ya le daban el toque perfecto a la casa
  • También rellené unos pantalones y una chaqueta, le puse un sombrero de paja y lo coloque con una pala en la mano al lado de unas tétricas lápidas hechas con corcho blanco pintado de gris en una parte del jardín. 
  • Hice cadenas y grilletes con rollos de papel higiénico cortados y pintados y las coloqué por la pared con manos esqueléticas y restos de huesos colgando. El que rompa algo en esta casa termina así.
  • Me inventé un fantasma que puse en medio del salón. De una lámpara colgué tul blanco tupido que se movía con la brisa de la ventana y justo debajo, en el suelo, lo llené de uñas postizas pintadas de rojo. La dama enamorada os da la bienvenida.
  • En el baño, colgué de la ducha una percha con un mono de trabajo relleno y una gorra y al encender la luz, a través de las mamparas traslúcidas de la ducha, se adivinaba un hombre colgado. El espejo, el lavabo y los azulejos de la pared estaban manchados de sangre, como no. Esto fue lo que más gritos cosechó cada vez que entraba un nuevo inocente y encendía la luz. Doy fe de que dentro del baño con la puerta cerrada y haciendo tu pis aquella figura semifantasmal era perturbadora.
  • Todo esto aderezado con velas y telarañas y caretas y decoración macabra para la ocasión.
Sin embargo, lo que más le gustó a la peña adolescente no fue la decoración, sino que nos fuéramos y les dejáramos la casa para ellos solitos toda una tarde-noche.

Las tripas de la foto no son de Halloween, son parte del accesorio de un disfraz mío de Carnaval :) Lo divertido no es sólo disfrazarse, es salir e interactuar con la gente. Risas aseguradas. Ya se los contaré en otra ocasión.
Las tripas y el ojo están hechas con dedos de guantes de látex rellenos de guata e hilos color rojo y azul y pintados con pintura acrílica roja aguada, por si te sirve ;)

9 comentarios:

  1. Que casa más divertida preparaste, felicidades!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo el Halloween lo veo cada día.
    En el metro, en la calle, en el trabajo.
    Están muertos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tú si que sabes y vales! Un beso enorme mi guapita.

    ResponderEliminar
  4. Tocas todos los palos, y eso está muy bien. Personas manitas que le arman a todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La pena es que no haya fotos de cuando decoraste así la casa, seguro que te quedó de lujo jajaja ¿Así que góticos? ¡Mola! ^^ Yo también doy fiestas (ahora en mi casa) de vez en cuando, pero nunca decoro. Soy un poco muermo, supongo :(

    Como dicen por ahí: ¿Acaso hay algo más español que apuntarse a todas las fiestas? XD

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, por favor, cualquiera entraba en tu casa, a mi me da un jamacuco, jajajajaj.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Me hubiera encantado asistir a esa fiesta,claro y que la edad también acompañara jajajajaja, un beso

    ResponderEliminar
  8. Gracias amiga Lopillas por nombrarme en tu blog, muy agradecida, jaja. Eres muy original... y muy ecologista, reciclas para hacer los adornos jaloguidenses, lo del baño me ha parecido un puntazo, un poco perturbador quizá, se te corta el pis...
    Besos
    :D

    ResponderEliminar

sumas