9.2.09

No puede ser tan difícil

Está claro que los políticos no se trasladan en guagua, ni en taxi, ni van al médico de la seguridad social. Ni siquiera van al horno de pan de su esquina.
Si fuera así, tendrían un poco mucho más claro cómo pilotar la nave.

Todos los días me encuentro en la calle a alguien que gratuitamente aporta una idea, una sugerencia, una queja productiva que queda en el foro del olvido: tan simple como la necesidad de un cartel indicador para los cientos de turistas perdidos que nos visitan y nos dan de comer, o tan tremendo como la certeza de que tanto dinero para la banca sin control no llevaría a nada bueno...para lozotroz claro.

La poltrona es mu mala. Da mucha pereza enterarse de lo que ocurre aquí abajo.
Yo, por si acaso, diré lo que creo que tengo que decir, incluso lo que creo que no tengo que decir y aportaré lo que de mí sea aprovechable. Ojalá sumemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

sumas