29.8.11

¿Cuánto falta?

No pronuncias la frase durante la caminata porque tú has ido voluntaria, así que después de tres horas saltando como las cabras enciendes el automático y continúas poniendo un pie delante del otro. Como una campeona.
Paras de vez en cuando sin resuello mientras sacas fotos del impresionante paisaje como único consuelo a tu letanía interna -cuánto falta, cuánto falta, cuánto falta.
Las dos terceras partes de los senderos de la Caldera de Taburiente te sirven para emocionarte con la estampa que brinda la naturaleza cuando se inspira y nos dedica unas pinceladas. Respiras profundo para henchirte de natura. Esto es tremendo.
El otro tercio del barranco te sirve para elucubrar mil maneras distintas de pedir un helicóptero...resoplidos con la lengua fuera no está entre las razones, así que tienes que continuar trotando...Pues un pino torcido, una piedra redonda, cualquier pretexto es bueno para una paradita y soltar los bártulos, pero ya no cuela. El grupo sigue y tienes al líder justo detrás tuya, fresco y lozano como una alpispa que te vigila de cerca. Ya no soy la última :)
Llega un momento en que la letanía cesa, menos mal. Y es entonces cuando aparece aquella frase de mi prima: "con lo cerca que está el parque y lo fresquita que está la cerveza".


6 comentarios:

  1. Hoy no me das envidia.
    Que palizón...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. tiene su aquello masoquista, pero LO HICE :) El chapuzón y los días de descanso absoluto una vez te has flagelado un poquillo lo valen
    Eso sí, una y no más
    Besoooooo

    ResponderEliminar
  3. Yo me compadezco de ti y me quedo esperándote con una buena jarra de cerveza bien bien fría y unas 'tonterías' pa'picar y otra más en la nevera portátil para que te recuperes antes ;)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un buen zumo de cebada y como nuevos! ya te digo, cayeron dos seguidos :) Besitos Mariluz

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu amabilidad. Si, estoy de vuelta.

    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Jajaj... es un caos eso de los días de excursión; pero la mayoría de las veces vale la pena romperse los pies. Lo que es yo he pasado en casa últimamente y me vendría maravilloso un paseo (Conste que asumo desde ya el sacrificio. Si la fortuna me regala uno para esta semana, voy a tener que morderme la lengua hasta el fondo cada vez que quiera preguntar: ¿Cuanto falta?:)

    TE DEJO UN SUPER BEZOO!!!

    ResponderEliminar

sumas