14.8.11

a papi


...que me enseñó a leer a Verdi en cada árbol de mi vida...

6 comentarios:

  1. Cada vez que escucho el coro de los esclavos de Nabucco no puedo evitar el "cantarla?" con ellos.

    :)

    Suerte que no me ves y sobre todo que no me oyes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. :) Igual algun día te veo cuando vuelva a Barcelona y te llevas al Justi pa que me baile una sardana
    :)))))

    ResponderEliminar
  3. Siempre recordamos con admiración a quienes nos enseñaron el valor de la vida. No hay nada tan maravilloso como pensar en alguien y asociarlo instantáneamente con algo que nos causa admiración. Tanta que procuramos reaccionar para siempre ante ese algo de la misma forma en que lo haría ese ser admirable. Entonces nos sentimos grandes pues somos capaces de llevar dentro nuestro para siempre vivo a otro. Que morirá solo cuando nosotros muramos.

    SUPER BEZOO <3

    P.D.= Me ha dado la impresión de que te manejas bastante en el tema del Yoga. ¿Es así?

    ResponderEliminar
  4. Estuve en yoga durante un tiempo, pero lo dejé. Me gustaría hacer yoga en la playa al atardecer, pero grupo de eso no hay :)
    Juansi, tus palabas, en este y en el anterior comentario son un bálsamo para el alma. Qué bien escribes, jodío.
    Se te quiere por acá. Besotes!

    ResponderEliminar

sumas