31.8.09

Aquel verano del 2009


"Hay momentos mágicos, momentos en los que uno se pone de acuerdo con el universo y fluye al ritmo de lo eterno, de lo misterioso e inabarcable. Unas veces, esos momentos los desencadena el espíritu; otras, es el cuerpo, impulsado por alguna pasión insaciable.
Como el agua salada del mar no calma la sed, así tampoco nosotros encontramos consuelo en esos breves instantes de felicidad que salpican la vida, pues se difuminan con demasiada rapidez en el borrador de nuestro precario entendimiento. Sólo unos privilegiados son capaces de entender que en eso consiste la auténtica dicha: en conformarse, en aceptar esos espurios regalos que nos ofrece el devenir y, más tarde, en la más íntima soledad, guardarlos con esmero en el corazón para poder acceder a ellos cada vez que abramos la fascinante puerta del recuerdo."

Alejandra Alvarez-Casas -La boda de Helena




Me gusta tener esta cita a mano cada vez que cierro una etapa. La leo, la desmenuzo y procedo al ritual privilegiado de llenar mi cajita onírica con los Recuerdos…

En la esquina de los viajes, ya coloqué mi maravillosa escapada de este verano que ha querido, caprichosamente, tomar forma medieval. Allí quedó junto a otras escapadas de años anteriores que salieron a saludarme en las formas adulteradas que vete tú a saber por qué eligieron. Tantos…

Hice espacio para los ratos eternos de pinceles de pelo y de píxel con la voz de Sade arrullándome de fondo…your love is king mmmm…y los puse junto a esos momentos sólo míos que me abrazaron otra vez más, alegres de verme. Tantos…

Apilé, junto a los botes ya tapados, un frasquito del olor de comidas preparadas con el esmero que me ha regalado este tiempo disponible y se coló, antes de taparlo, la cara de satisfacción de los míos al regresar del bendito trabajo y aspirar su aroma. Cuando mi alma está fuerte para el embate, abro por un momento otros frascos añejos y se mezclan en una sinfonía de olores demoledores la colonia de bebé con la pólvora de petardos y el sudor de noches locas. Tantos…

El revolcón de las olas, el concierto desmelenado con mis payasas del alma, la palmera que me mece, la cañita bajo el sol, bajo la luna, el dulce letargo de horas de lectura… Lo envolví todo delicadamente en capas de suave cariño y cerré.

Ahora toca retomar el tiempo de fragua, de forja. Otro nuevo capítulo comienza.

9 comentarios:

  1. La imagen es un acrílico mío sin condimentos ni aditivos fotochoperos. A pelo.

    ResponderEliminar
  2. Hoy voy a hacer algo parecido.
    Me gusta esa imagen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta que lo veas así, como una nueva etapa a vivir!

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Toro, me gusta que te guste ;)
    Te deseo que disfrutes mucho tu ratito. Instantes somos.
    Un beso grandote


    Roja salada, me sabe mal que no hayas tenido vacaciones hasta ahora. Y mírate ahí tan feliz sacándome la lengua.
    Que tu nueva etapa no tarde mucho!!
    Besote

    ResponderEliminar
  5. huy, que sensible ....... el texto

    que citas no me parece lejanamente

    superior al que escribes ...... me

    gustó muuuucho. Mm .. naa ... aquí

    ya se hacerca la primavera .. ojala

    lo que venga sea bueno para ti y

    para mii ........ besos, sigue es-

    cribiendo lindo :)

    ResponderEliminar
  6. Me encanta cuan claras tienes las etapas en tu vida. Y que seas agradecida, porque escribir ago tan bonito como esto después de unas inolvidables vacaciones, habla MUY bien de tí.
    Odio a la gente quejica, la que sólo habla de desamor y problemas.
    Es energizante leer a alguien que nos muestra como debemos guardar los buenos momentos en la memoria porque no sabemos si alguna vez, debermos echarles mano.
    Linda tú :)

    ResponderEliminar
  7. Cierto, que vergüenza con tu madre y contigo que se aguantaron más de una hora escuchándome.
    Espero que al menos la música haya sido de vuestro agrado, porque la voz, ya sé, es como para los cuentos de la cripta ;)

    Gracias again!

    ResponderEliminar
  8. ...Muy buenas....
    qué melancolía más dulce encuentro en tu entrada....
    muy agradable volver y leerte de nuevo....

    un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ey Juan Santiago, veo que pillaste ciber, bien! Fíjate, tú casi en primavera y yo rozando el otoño...la vida que no para...
    Gracias por tus deseso, yo los triplico para ti. Un beso grande.


    Carlos: te oímos t-o-d-o-s en casa jejeje y aunque suene a cursilada, tienes la voz tan bonita como el corasao: que lo sepas. Me agrada muchísimo haberte trasmitido buena energía.
    Y...,para cuándo la firma de autógrafos? :D Un requetebeso.


    Welcomee Alonee! Ya ves, preparando el alma para el otoño...dulce melancolía, me ha gustado, sí ;)
    Un placer tu visita. Nos leemos.
    Besote pa ti también.

    ResponderEliminar

sumas