8.8.09

Culo desinquieto

Esta expresión es muy de por aquí y al contrario de lo que casi todos los canarios creemos -tan dados que somos a burlarnos de lo nuestro-, no es un vulgarismo. Aquí, el prefijo “des” refuerza, en vez de negar. Como desaflojar, vaya.

Y así es el mío. Desinquieto, aclaro, no sea que se me queden con la imagen de un culo desaflojado, que con el post de la no-celulitisya les vale ;)

Todo esto viene a que, por culpa de esa parte de mi anatomía, no termino de aprender y curso que me llama la atención, curso en el que se aposenta.
De oratoria era éste. Como los griegos en el ágora me veía yo. Venga pa’llá con mi bolso de limitaciones.

Un buen orador tiene que captar la atención del auditorio con frases entre 14 y 28 palabras como máximo, alternadas con frases cortas en un lenguaje claro y directo que no caiga en lo coloquial pero que no abuse de tecnicismos (vaya, ya perdí la atención del receptor).
Tiene que adoptar una postura relajada (me apoyo en la mesa) que no parezca desganada (pongo los ojos muy abiertos), evitando apoyarse en la mesa (mierda).
No gesticulará en exceso (jo, eso me cuesta, pues pongo las manos así en los bolsillos) y nunca nunca llevará los brazos más allá de su cabeza (hasta dónde, es igual, las tengo en los bolsillos).
Modulará la voz y el ritmo de acuerdo a las necesidades del oyente.
No jugará con el bolígrafo ni con los papeles
(estooo, puedo pasar página?) ni se meterá las manos en los bolsillos ( m i e r d a )...


Y digo yo, ¿por qué no me apunté a un curso de samba?

Joé con lo de hablar en público. Que necesitas dos cerebros y hasta tres.
Porque mientras me concentro en la pose, a ver como leo disimuladamente el guión a la vez que pienso en las palabras apropiadas. Y todo, sin perder de vista el auditorio no sea que estén pescando, eso sí, ojito, mirándolos al entrecejo pa no intimidar con el contacto visual.

Dice la ponente que ésto es como conducir, que al final lo automatizas y todo es cuestión de práctica. Ajá.
Y es cierto. Ahora hablo en público delante del espejo que te cagas!

10 comentarios:

  1. No te apuntaste al curso de samba porque el tema del culo ya lo tienes flojo

    jeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Parecen buenos consejos.
    Ahora hay que buscar al público.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Bajitos y cobardes? ;P
    Odio hablar en público, el jodío miedo escénico. Pero si hay que ir se va. Con dos.
    Ir por ir...ni de coña.
    Aunque esto es como el karaoke que luego no hay quien te quite el micro.
    Un placer leerte Toro.Besito

    ResponderEliminar
  4. buenas tardes, lopillas:
    acabo de descubrir tu rinconcito, me ha encantado esta entrada....

    me ha arrancado una sonrisa,

    un saludo.

    ResponderEliminar
  5. A la gente que más envidio yo en esta vida, te lo digo de verdad, es a la aque sabe hablar en público. A mí, desde luego, me parece una proeza.

    ResponderEliminar
  6. El de samba debe ser más fácil, seguro.

    Te he tomado la palabra en tu respuesta a Belén. Esperamos foto, jm!

    :P

    ResponderEliminar
  7. Alonee, sabes que tu también me has sorprendido. Me encanta que me sorprendan. Luego, me encantas :)
    Mira: una frase de Víctor Hugo que le iría de perlas en una fuente Serif a la pared del fondo de tu rincón: "La melancolía es la felicidad de estar triste"
    La leí en un sobre de azúcar je


    Coincido contigo Baquero, es una aptitud que aunque se aprende, se nota a la legua cuando es innata. Creo que también es la capacidad más peligrosa de todas en malas gargantas. El don de la palabra: cuántos "magníficos" oradores han manipulado a millones de hechizados? Ufff


    Carlos, estoy barajando entre samba y danza del vientre...sugerentes eeeeeh!?
    Lo de la foto tendrá que esperar, no me cabe en primer plano pfffff jajjaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Pero ese curso era muy soso... he ido a algunos en los que decían que para aflojar los nervios te podías imaginar al auditorio desnudo... =:0 ... o sea, además de todo lo que hay que controlar, controlar tambien la risa... y... quizás... otras cosas... };)
    (yo nunca lo he hecho, palabrita del ninioiesus)

    ResponderEliminar
  9. que chispa hija, como me rio de tus escritos,nosotros por aqui tambien tenemos zamba...criolla,muy bella de bailar,es como una declaracion de amor.un cariño

    ResponderEliminar

sumas