24.8.09

De bien nacidos es

Dª Crisis me dijo el curso pasado: pon la mano así, con las yemas de los dedos hacia arriba. Y me pegó dos reglazos que aún escuecen. La verdad es que aprendí la lección: lo de la hormiguita es un cuento chino, no una fábula.

Así que me pillé el otro día una oferta de “todo incluido” de este magnífico Club Resort , aquel que su nombre lo dice todo: Oasis. Y ¡a vivir que son dos noches y tres días! Que lo aprovechen mis carnes, los camareros simpáticos y las atentas recepcionistas en vez de la Caja ó el Banco de turno que contenta me tienen. Hombre ya!


Cierto es que por aquí estas escapadas son fáciles: los que vivimos al norte del sur tenemos una gran ventaja y es que el sur nos pilla cerca. En un salto interestelar de andar por casa nos sumergimos en esa Babel que son las costas de esta tierra Amable.
Algunos paisanos, sin embargo, se quejan de que te sientes foráneo en tu propio terruño. “Un paquete de malboro, por favor” “Sorry?” “Malboro” y señalas con el dedo. “Ouh! Máaarborou”, te dice el kiosquerou.
A mí no me molesta. En absoluto. Me río y repito cual cacatúa máaarborouuu. Hasta mi hija me dice vale yaaa, má. Pero se ríe (“mi madre parece tonta”, me viene ahora mismo a la cabeza un texto genial de Ricardo Guadalupe de los que sigo en su blog Tienes mi palabra, de esos que calan).
Pues ellos, los extranjeros, hacen igual. Te cruzas con la animadora que te recuerda del aquagym oh yeah y te dice contenta “houlaaa” y tú le dices más contenta aún “¿qué taal?”. “Kitaaaal” saluda a los siguientes que se cruza, ja. Tontas cacatúas felices somos.


Lo que no puedo calificar es el siguiente tipo de persona y aquí quería yo llegar, que me enrollo más que un durum. Casi tres horas de vuelo para ¿ésto?:

¿Alberto qué tal tío? Le dice al móvil la señora que está detrás de mi hamaca en alto y claro español, supongo que amparada en la mezcla de idiomas extraños. Pues yo aquí que de un momento a otro me lío a hostias. Esto está a tope. Estoy en tercera línea de piscina. Insoportable. Yo que venía huyendo del calor pues aquí está peor joder la hostia. La piscina llena y éstos todo el día comiendo y bebiendo, que acabamos de desayunar de la hostia y ya le ponen sangüis y pasteles. Hasta alcohol tío. Todo incluido así como te digo. Hasta el culo se ponen los cerdos éstos...



Con lo a gustito que se estaba, lo bien que está el complejo y la suerte de poder disfrutarlo, al oírla me vinieron a la cabeza
Todos los que este verano no han podido coger vacaciones.
Todos los que hace años no disfrutan de vacaciones.
Todos los que no saben siquiera que son vacaciones.


Y aprovechando también la confusión de idiomas pregunté bien alto y claro al aire:


¿ALGUIEN SABE CÓMO SE DICE PETARDA DESAGRADECIDA Y AMARGADA EN INGLÉS?
Por supuesto nadie me entendió. Por lo menos nadie contestó. Unos hicieron como yo y se dieron la vuelta en la hamaca, otros fueron a por unas cañitas y el guapetón de al lado mío siguió leyendo su libro con una sonrisa extraña de oreja a oreja.
Bastante dura es la vida como para no disfrutar con agradecimiento lo poco bueno que nos brinda. Y es que de verdad, hay gente que no se merece la suerte que le toca en esta ruleta rusa.

*Leo que van a subir el IRPF. Pues ea, que me quiten lo bailao y lo cantao cual cigarra tontuna. Ya mismo empiezo a juntar leuros para perderme en una casa rural otro día de éstos. Hombre ya!
Y aprovecho para dejar otro cutrevídeocasero que le estoy cogiendo vicio a ésto.


¡¡¡Vive la vida. La que te toque!!!

7 comentarios:

  1. Palo porque bogas, palo porque no bogas.
    Hay gente y gente.

    P.D. Gracias por tu comentario Lopi. Lo que tengo es excelentes lectores, nada más ;)

    ResponderEliminar
  2. Muy ilustrativo el cutrevídiou. Espero que en vez de cortártelas te las hayas dejado largas.
    Saludos desde el Norte del Norte.

    ResponderEliminar
  3. Carlos, no conocía ese refrán y me gusta. Hagas lo que hagas a alguien siempre le parecerá mal. Me lo apunto. Beso.

    Las venas, el ánimo, la paciencia. El pelo, las piernas, la...mirada. Todo siempre largo y al viento :)
    Me ha encantado tu visita. Beso.

    ResponderEliminar
  4. lopillas, ¡¡muchas gracias!! Qué ilusión me ha hecho verme en la entrada de tu blog, me alegro de que te gustara el texto de la niña y su gato, como te puedes imaginar volqué en él cosas propias. Y me gusta compartirlo, por eso te agradezco también que hayas puesto el link.

    En cuanto a las personas superhappy, precisamente en las Alpujarras me topé con una de ellas. Me resultan muy curiosas, se parten de risa digas lo que digas, al tiempo que uno piensa "pero si no soy tan gracioso..." Eso sí, las prefiero mil veces a esas otras de las que hablas, las que no saben disfrutar, o mejor dicho: las que sólo saben disfrutar criticando.

    Un abrazo, ah, y también la palmera a la que filmaste te da otro abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  5. Que ambiente más majo el del Club Resort, pero es que pasa en todos lados.
    Los humanos somos muy difíciles.
    Y en cualquier momento pueden saltar chispas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ricardo, la palmera pincha! jejej
    Gracias a ti por compartir tus textos. Un beso

    Ay Toro, qué razón tienes. Por eso mi onomapoteya favorita es ooommmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm :)
    Besote

    ResponderEliminar
  7. estoy leyendo con atraso tus escritos que pansada de risa me estoy dando, que buena eres contando tus andares ¡¡¡- te abrazo

    ResponderEliminar

sumas