28.4.09

Cartas desde el trabajo

7 comentarios:

  1. Intuyo, sospecho, me apetece pensar, que la carta es real, y que tiene un motivo tan diáfano, que mejor no decir nada que no esté a la altura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Admirado Raúl: si bien el formato de carta es una interpretación artística personal(brushes de photoshop), decenas de textos tan reales como éste se escriben a diario. Remover conciencias es el fin diáfano de esta entrada que vapulea especialmente a las almas sensibles.
    Y a tí te ha abofeteado. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Oh, yo lo encuentro muy tierno...
    Muchas veces hay que sacrificarse, dedicarse y saber que muy pronto se disfrutará de las sonrisas.

    ¡Qué tengas un buen finde!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta descubrir lo que el ojo, la mente, el corazón de cada persona percibe en una imagen, una palabra, un gesto.
    Gracias por comentarla

    ResponderEliminar
  5. Invoca cienmil historias...

    Como la de la señora que nunca tuvo hijos y dejaba morir las horas cosiendo en el manicomio.

    O la de la enfermera que cuidaba de una madre y su hijo con una enfermedad incurable.

    O la reclusa en una cárcel extranjera que....


    Me encanta

    ResponderEliminar
  6. La creatividad sólo tiene un límite y es el que uno mismo se impone: me lo has demostrado ahora mismo, asdepiqas, con el derroche de imaginación que despliegas.
    Besote agradecido en alemán debe de sonar como splogen, pues splogenes grandotes pa tí.

    ResponderEliminar
  7. doña, en cuanto uno se despista un par de dias no hay quien te coja...!!! ¡vaya carrerilla de genialidades!
    un cuatrillón de besazos

    ResponderEliminar

sumas