2.4.09

Observaciones involuntarias

Llegó la joven al cajero automático como de costumbre donde sólo pudo sacar múltiplo de 50 y se acercó a la ventanilla del banco:
- ¿puede cambiarme?
- A ver. No sé si tendré
- Es que el cajero no da menos
- Mayormente porque sólo expende de 20 ó de 50
- Ya, cuando los tiene, por eso me lo cambias tú, bonita

Y la cajera le tiró los billetes cambiados en la bandeja fría sin levantar la mirada

Llegó el anciano como cada primero de mes a la ventanilla del banco:
- ¿ya cobré la pensión?
- A ver. Sí, mire D.Pascual, ya le hicieron la transferencia
- A ver
- Mire, aquí, transferencia de 725,87 euros
- No, quiero ver los billetes y que me los cuente
Y la cajera sacó el fajo que tenía preparado todos los primeros de mes 50, 100, 150…
- Bien. Ahora deme 50 en billetes de 10

Y la cajera los contó a dúo con el viejillo y se los dio con una sonrisa. Adios, D.Pascual!

Llegó el joven mensajero a mitad de mes a la ventanilla del banco:
- bssss bssssbsss bsssss
- 8 euros
- bss bss
Y la cajera le dio 5.

Y todos los de la cola de repente se entretuvieron leyendo los posters de la pared

2 comentarios:

  1. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a guiablog.net
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar

sumas