1.3.09

Me gusta el fútbol

No me gusta el fútbol. Además de no entenderlo, me es hidráulico, como decía aquel. Me sorprende ver la riada de gente que pasa debajo de mi balcón pitando a coro, cómplices de algo que a mí se me escapa. Se les ve felices. Y ver a la gente feliz me conmueve. Cada uno debería tener su propio opio. Esta noche llegarán a casa más sedados; mañana llegarán al trabajo más liberados, que no es poco.

No me gusta el fútbol, pero me gusta el ronroneo de fondo de los partidos de fútbol mientras leo un buen libro. Cada uno tiene su opio propio
.

5 comentarios:

  1. Eso se llama Psicología Positiva... todo lo cura...

    oreja y rabo

    ResponderEliminar
  2. Muchacha, que gran verdad, el fútbol, a mi parecer, es de las cosas más prescindibles de la creación humana pero... El barullo de fondo es una monada n_n!

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, acabo de descubrir que puedo comentar desde mi cuenta (jeje, es lo que tiene conectarse a internet en el colegio, las cosas obvias se te olvidan! asi somos los estudiantes! xD)

    para que sepas, solo, puzilala soy yo n_n (sarita)

    ResponderEliminar
  4. hola mi guapísima genia!!! Bienvenida a este batiburrillo! Yo también sigo a puzilala, solo, para que sepas je. Besote grandote

    ResponderEliminar
  5. No, no me gusta el fútbol.Mejor expresado, no me gusta el "mundo" del fútbol.Porque no me gusta que en él se apoyen las bandas ultras de lo que sean, y menos aún quienes las apoyan, para cometer todo tipo de tropelías que incluso llegan a cobrarse vidas humanas.No me gusta porque se aprovecha para politizar berreando durante la ejecución de un himno nacional.No me gusta porque no es deportivo patear al contrario o armar la de troya en el "césped" como si de un combate multitudinario de canguros se tratara. No me gusta porque hoy, que para una gran multitud ha sido un día feliz,(y me alegro por ello), en la celebración no ha habido participación "oficial" de los "hermanos deportivos". No me gusta que se pague a unos trabajadores (del fútbol) sueldos inconcebibles sin exigírseles lo que mínimamnente se le exige a otro profesional, y que se llama rendimiento.Recuerdo haber leído que "el mal no es absoluto"; y así lo creo. Por ello me congratulo de que muchos, muchísmos seres humanos hoy se hayan sentido felices. ¡Hasta mañana!

    ResponderEliminar

sumas