21.3.09

Ycuandoelrostrovolvióhallólarespuesta

Qué divertido sería poder pasar un ratito con el niño que fuimos, como propone el guión de una película que protagoniza Bruce Willis.
A mi me encantaría, aunque él lo llevaba fatal porque no se gustaba, que esa es otra, claro. Que igual los recuerdos maravillosos están distorsionados como pasa con el tamaño de las cosas: en la distancia menguan!

Pudiera ser que tus gracias de entonces fueran igualitas a las del repelente niño Vicente del sabes más que un niño de primaria; o las coletas con lazos tan tirantes que te hacían los ojos achinados podrían considerarse hoy en día una forma de maltrato sumergido y traerte algún problemilla. Más la faldita de terciopelo, los calcetines calados y las braguitas a juego, a ver como sales a darle un paseo hoy a tu yo niña con esas pintas. La veo:

Supercalifragilisticoespialidoso. Cada zapato de charol saltando en una baldosa distinta al ritmo del soniquete. Multipercadilosolocomensagomiyono, en una versión propia arreglada del anterior, ja. Ycuandoelrostrovolvióhallóla respuestaviendoqueotrosabioibacogiendolashierbasqueelarrojó. Quieta parada, los dos pies dentro de la misma baldosa mientras hacía tiempo para que los míos se acercaran lo suficiente y así continuar el paseo bailarín.

Son las cantinelas que me vuelven a la cabeza cuando paso un ratito con la niña que fui.

Con el tiempo comprendí el mensaje fantástico que encerraba Mary Poppins en su canción y que la generación de mis hijos sustituyó por akunamatata!.Comprobé que esternocleidomastoideo podía haber sido perfectamente otra versión de estribillo más refinado, claro que entonces ya no saltaba a su ritmo. Y me quedé de piedra cuando me topé con Calderón de la Barca. Juraría que en ese momento me hice adulta.
Todo tomó sentido al descifrar el trabalenguas que no lo era y recibí de golpe la lección demorada que mi padre me enseñó en un soniquete que él recitaba entre silbido y silbido ¿distraído?. Tremendo mensaje encerraba mi juego por imitación. Hoy en mi lenguaje adulto lo utilizo como socorrido mantra cuando las cosas no van como dictan los sueños.
Y eso lo recuerdo hoy que no es necesariamente el día del padre y porque los sueños, sueños son.

3 comentarios:

  1. quizas por eso los cumples son tan raros. porque te conectan con aquel momento (salir a dios sabe donde, abrir los ojos, bocanada de aire, gritar a los cuatro vientos...), y con aquellos otros de casco de marciano y pistola a juego, como cuando buscas y rebuscas ese papel que sabes que está pero que no acabas de encontrar, ese momento (ahora ese recuerdo).
    ganas de salir, coger unos boliches, y jugar al guá.
    el caso es que no hay nada que nos lo impida...
    feliz no cumpleaños a ti tambien.

    ResponderEliminar
  2. *cantar con musica de supercalifragilisticoespialidoso*

    jghezsza9273nnmaposjfaaaauuuu

    mmbjguezstataataa919100``???




    supongo que en algun momento todos queremos jugar con el niño pequeño que tenemos dentro y que ya murio y que ya no vuelve pero... y si no ha muerto y si sigue ahi :o?

    ResponderEliminar
  3. Ponte frente al espejo y mírate al fondo de los ojos, ahora sácale la lengua a tu imagen, lo ves? ahí dentro está!

    ResponderEliminar

sumas